MUSIESPANA_MENU_ARTISTAS
Frühbeck de Burgos, conciertos conmemorativos con la OCNE y reportaje exclusivo en el Playbill de la New York Philharmonic
Mar, 10/12/2013
El director de orquesta Rafael Frühbeck de Burgos celebra con la Orquesta y Coro Nacionales de España su ochenta cumpleaños cuando está reciente el largo reportaje que la revista Playbill le ha dedicado con ocasión de sus últimos conciertos con la New York Philharmonic.
Rafael Frühbeck, con la Orquesta Nacional de España @ OCNE

El director de orquesta Rafael Frühbeck de Burgos celebra con la Orquesta y Coro Nacionales de España su ochenta cumpleaños cuando está reciente el largo reportaje que la revista Playbill le ha dedicado con ocasión de sus últimos conciertos con la New York Philharmonic.

Frühbeck dirige los días 20, 21 y 22 de diciembre a la Orquesta y Coro Nacionales de España (OCNE) y a la Escolanía del Sagrado Corazón de Rosales la cantata “Carmina Burana”, de Carl Orff, y el estreno absoluto de “Codex calixtinus (Cantus iacobi)”, de Tomás Marco (1942), obra encargo de la OCNE. Los conciertos tienen lugar en el Auditorio Nacional de Música, de Madrid, y cuentan con la participación de los solistas vocales Auxiliadora Toledano, Carlos Mena y Jochen Kupfer. El Ministerio de Educación Cultura y Deporte, a través del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música, ha querido ofrecer estos conciertos en homenaje a quien ha sido el director de orquesta que más veces se ha subido al podio de la Orquesta Nacional de España, conjunto del que ejerció la titularidad entre 1962 y 1978.

Esta nuevo reconocimiento a Rafael Frühbeck se produce cuando aún está reciente la publicación en el Playblill de la New York Philharmonic del reportaje titulado “Romancing the orchestra”, realizado con ocasión de sus últimos conciertos con la orquesta residente en Avery Fisher Hall los días 12, 13 y 14 de diciembre. En el artículo, firmado por Elena Estrin, se recogen testimonios de los músicos de la New York Philharmonic sobre la especial relación del maestro burgalés con la que está considerada como una de las primeras orquestas del mundo. Así, por ejemplo, la ayuda de solista de timbales Kyle Zerna afirma con rotundidad: “toda la orquesta lo ama”, mientras que el concertino Glenn Dicterow, que identifica la relación de la orquesta con el maestro con un romance, da las claves de su éxito: “Es sobre todo un poeta, consigue que afloren ciertos colores con la orquesta e, inmediatamente, el sonido cambia. Es como estar trabajando en blanco y negro y que, súbitamente, millones de colores estén disponibles”.

El reportaje de Playbill recoge las últimas actuaciones de Frühbeck con los filarmónicos neoyorquinos, que incluyen los conciertos del pasado mes de julio en el festival Bravo! Vail, donde la orquesta le ofreció un homenaje sorpresa con ocasión de su por entonces próximo 80 cumpleaños. Al iniciarse el ensayo, el director ejecutivo de la orquesta, Matthew VanBeisen, le entregó un regalo de parte de los músicos, que el maestro “graciosamente agradeció, mientras aplaudíamos en reconocimiento a su gran categoría”, recuerda el trompetista Ethan Bensdorf, “y automáticamente levantó los brazos y atacó sin dudarlo un momento el arranque de la Sinfonía Fantástica, de Berlioz”.

 

El propio Frühbeck da la clave de su éxito con esta y otras orquestas: “Cuando se gusta a una orquesta y a la orquesta le gusta tocar contigo, lo disfrutas inmensamente. Haces la música como quieres y eso te hace feliz. Y la orquesta está feliz. Y todo el mundo está feliz, incluido el público”. “Podemos haber tocado una obra 150 veces en los últimos diez años”, concluye el concertino Dicterow, “pero con Frühbeck siempre suena fresca”.